jueves 23.11.2017

Capitán Humildad

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Fernández Lobbe habló en exclusiva con alRugby.com.
Por: Frankie Deges

El capitán del seleccionado argentino de rugby hizo un balance del 2012 que se fue, habló de lo que deben mejorar de cara a un exigente 2013 e hizo un repaso de su vida en Francia

El sol entra por la ventana de la casa del capitán de Los Pumas. No es el sol que encendió a la Argentina estos días pero es el sol invernal de la Costa Azul fran-cesa. El poblado de Carqueiranne está a quince minutos del puerto de Toulon y su playa está tranquila. Juan Fernández Lobbe atiende a la distancia a AlRugby. Ya almorzó con su mujer y en breve sacarán a pasear el perro. Hay siete kilómetros de playa para elegir. Caletas y bahías bonitas que en verano reciben miles de turistas.

Viven a dos cuadras del Mediterráneo, cerca del pequeño puerto con embarcaciones de poco porte y veleros, en un pueblo de poco más de 10 mil habitantes y con un microclima que ayuda a la horticultura, pues en breve aparecerán los tulipanes típicos de Carqueiranne. Vivir acá me permite desenchufarme, arranca el más chico de los Fernández Lobbe. En verano, por el calor, es obligado ir a la playa y me encanta el mar. Hay sol casi todo el año y en invierno está bueno salir a caminar. No está haciendo casi nada de frío. El último viernes del año, por caso, hacía 18 grados con sol mientras que en París la tempera-tura era de 8 grados con nubes.

Su aparente vida bucólica no es tal. Juega en el que hoy es el mejor club de Francia y con algunos de los mejores jugadores de su gene-ración. El Toulon es obra del carismático y mediático presidente Mourad Boudjellal, que aunque ve el partido desde el costado de la cancha, no interfiere con el equipo.

Fernández Lobbe está tranquilo. Siempre parece estar tranquilo. Eso es un símbolo de liderazgo. Finaliza un año bueno. Lo disfruté mucho, dice. En realidad, ahora estoy a mitad de año (temporada), pero la última parte del año (temporada) pasado volviendo de la lesión de la rodilla, y los primeros seis meses de esta temporada lo convirtieron en un muy lindo año.

Una rotura de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda en el Mundial de 2011 lo alejó del rugby durante seis meses. Con trabajo y dedicación se puede. A veces el descanso ayuda para volver renovado; ayuda no tener la exigencia mental del partido a partido. Además, tuve cuatro meses de pretemporada física.

Ese tiempo le vino de maravillas. Para muchos hinchas y prensa especializada, lo de Corcho Fernández Lobbe fue lo mejor de Los Pumas. La prensa internacional lo ubicó en varios XV ideales. El Daily Mail lo destacó, el día de esta entrevista, como el mejor del año. Le hemos dicho antes y lo repetimos ahora. El tercera línea y capitán de Los Pumas simplemente no tiene igual, escribió Chris Foy. Cuenta que su madre le manda algunos links de notas donde lo destacan.

No hubo un momento donde me sentí listo. Cuando volví a jugar me ayudó el haber hecho una buena recuperación. Desde el primer partido contra Agen pude hacer las cosas que quería hacer. La pierna se va volviendo más fuerte. Desde el primer día me sentí tranquilo.

 

Si bien la charla amable derivará obviamente a Los Pumas, vale que Corcho cuente lo que vive a diario en su club. Líder del campeonato francés -en trece fechas le sacó siete puntos a su seguidor Clermont- , Toulon fue finalista en 2011/2012. Aspira a jugar de local en cuartos de final de la Copa Europea (a partir de ahí son tres partidos, nos repite el entrenador) y llegar a mayo, época de definiciones jugando su mejor rugby.

Las claves según Fernández Lobbe pasan porque se mantuvo casi por completo el plantel del año pasado y en éste se incorporó gente que suma porque son grandísimos jugadores. Se están haciendo las cosas bien y me genera un placer enorme compartir con un plantel riquísimo. Sobresalen los hermanos Armitage, Bakkies Botha, Bastareaud, Matt Giteau, Ge-thin Jenkins, Maxime Mermoz, Michalak.

No soy cholulo pero disfruto muchísimo ver trabajar a Jonny Wilkinson; compartir cosas del juego con el ex All Black Carl Hayman, el ex Springbok Joe van Niekerk. Hay muy buena onda con todos; pero me junto a comer con Jonny, Carl, Joe, con mis ex compa-ñeros y hoy managers Pierre Mignoni y Laurent Emanuelli. Estoy empezando la cuarta temporada y me siento muy cómodo acá.

En un equipo de estrellas lo importante es mantener la humildad. Las victorias importantes son en mayo, cuando empiezan los partidos por eliminación. Ninguno se cree más de lo que es; hay una buena cultura de trabajo porque si no te esforzás, te quedás en la tribuna.

Pone este ejemplo: Lo ves aWilkinson, que ganó un Mundial con un drop suyo, que sigue trabajando y mejorando todos los días y me daría vergüenza no hacer lo mismo.

El entrenador es Bernard Laporte, coach de aquél Francia que perdió dos veces contra Los Pumas en el Mundial 2007. Vive al detalle, con exigencia y disciplina, hechos a los que adhiero. Busca que cada uno controle lo controlable.

Después de la enorme exigencia que fue jugar la temporada inter-nacional este año, falta un tiempo largo para que vuelva a reunirse ese plantel. Jugar en Los Pumas es lo máximo pero está bueno ahora poder pensar en el campeonato francés.

Arranca el momento de hablar del 2012 histórico del seleccionado nacional. Fernández Lobbe fue el capitán en nueve de los doce test-matches.

Fue un buen año. No es fácil quedarse con el último recuerdo. Con la distancia del tiempo y analizando lo que se hizo de junio a noviembre me quedo con que se buscó evolucionar como equipo, agregarle cosas a las bases históricas; el paso siguiente es buscar más regularidad.

No es fácil de un día para otro obtener esa regularidad y el nivel de intensidad que queremos al jugar contra rivales como los que enfrentamos. Estamos todos convencidos que es la forma que queremos. Lleva trabajo y es demandante.

Entonces, explica, la clave es la calma. No por recibir un try hay que recibir otro. Hay que saber que vas a sufrir puntos y errores, pero mantener tranquilidad.

¿Cómo se soluciona? Es tiempo de estar juntos y enfrentar esas situaciones, estos rivales, esa intensidad todos los años como equipo. Ahí vas aprendiendo. Es importante también el rol de Tati Phelan y el mío con Pato Albacete y Juani Hernández transmitiendo tranquilidad en todo momento. Cuando las cosas salen mal hay que redoblar.

El cierre con Irlanda todavía le duele. A nivel individual, fue el peor partido que me tocó en Los Pumas. No quiero volverme loco ni sobredimensionarlo, pero fue feo; hicimos un muy mal partido cuando ellos además tuvieron uno excelente. Fue preocupante nuestra falta de reacción.

Como decía, no quiero sobredimensionar el partido. Hay revancha, aunque falten seis o siete meses.

 

El momento cúlmine del año fue en esa gira. Así lo recuerda: Haber participado del Rugby Championship fue increíble, pero como equipo lo de Gales fue muy lindo. Fue alegría por la victoria, porque estuvieron las ganas y las formas. Tuvimos ofensiva y mantuvimos la defensa. Ojalá podamos repetir eso la mayor cantidad de partidos.

Si bien fue duro en lo físico el partido en Cardiff, contra Francia fue un test raro: tuvimos la convicción y las ganas, pero faltó esa paciencia.Y el de Irlanda lo saco de todo análisis.

Se habló de su liderazgo. Él cuenta: Es muy difícil encontrar un momento cuando me sentí capitán. Tener la confianza del entrenador que piensa que podés ser capitán es importante. Y durante el torneo, ver que íbamos todos para el mismo lado, trabajando por el equipo sin bajar los brazos, me hizo sentir que el mensaje llegaba.

Hubo cosas por mejorar en este exigente 2012. En noviembre hablamos bastante con Tati. Imaginábamos una intensidad altísima; fue aún más alta. Hablamos con los chicos como mejorar la experiencia, optimizar los descansos, los traslados, todo. Los 80 minutos del partido son muy intensos.

Acá aparece el tema de la rotación como algo para mejorar. Consideramos antes que iba a haber rotación pero el equipo venía bien. Me gusta estar siempre en la cancha, pero con los años te das cuenta que no existe Superman y el cuerpo te pasa factura.

El rugby profesional tiene instalado el tema de la rotación. Da bronca no jugar, dice Fernández Lobbe, pero uno está mejor para el siguiente partido. Es un tema complicado que habrá que analizar, pensando en tener los mejores 22 para cada partido.

El Rugby Championship le dejó momentos, recuerdos. Acá los enumera. La ronda final después del debut en Sudáfrica cuando había quienes pensaban que nos comí-amos 70 te llena.

En Mendoza el empate y la alegría medida de sentirte lleno. Ir 6 a 5 en el entretiempo contra los All Blacks; en Gold Coast lo tuvimos en la mano y no lo supimos cerrar.

La Plata fue otro mojón. Ves el video y te das cuenta que no estábamos para perder por 50 puntos, pero ese fue el resultado. Se jugó bien, se intentó y el apoyo del público fue impresionante.

El cierre en Rosario tuvo el agregado emocional de jugar con Rorro Roncero, un gigante. Fueron tres meses increíbles.

Ya de regreso en Toulon, a cinco días del último partido del Championship, el mundo del rugby amaneció con las duras críticas de Patricio Albacete en una entrevista en La Nación. Lo de Pato me sorprendió en la forma; pero hablé muchísimo con Pato porque es una persona importantísima para mí y para el equipo. El quiere lo mejor para Los Pumas. Insisto, me sorprendió, pero nos ayuda a ser mejor como equipo.

Conciliador, agrega: La lección es seguir comunicándonos, entre nosotros y los dirigentes. Como jugadores tenemos que entregar lo mejor y los dirigentes conseguir lo mejor.

En ese sentido, el esfuerzo de contratar a Graham Henry fue un bonus. Una experiencia súper positiva, la describe el capitán del seleccionado. Muy enriquecedor; un tipo de su experiencia y conocimiento nos aportó la convicción de salir a atacar el partido. De sentir de que se puede. De querer ser cada día un poco más.

No faltaron palabras para el entrenador. Tati no para de trabajar; ha ido evolucionando cada año. Escucha mucho, es abierto, le gusta que todos tiremos para el mismo.

En estos días, meses, se sabrá si Phelan sigue hasta el próximo Mundial. Así lo ve el capitán: La relación honesta y personal que me presenta como capitán sólo me permite decir que es una decisión totalmente personal, lo tendrá que decidir con su familia.

Terminado el 2012, el 2013 va a ser muy exigente. El segundo año es el de la confirmación, vamos a tener mas experiencia.

Mientras se prepara para salir a disfrutar de caminar con su mujer y el perro, deja para el cierre una frase auténticamente suya: No hay formulas mágicas. Hay que trabajar y dejar todo.
Tags:  Juan Fernández Lobbe  Rugby  Pumas  Rugby Championship  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500