jueves 23.11.2017

Vigencia de una pasión

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Por: Frankie Deges

La vigencia del torneo de las Seis Naciones, con que se inicia el año de rugby internacional es algo que sigo atrayendo a cientos de miles de hinchas que durante cinco rondas, en un periodo de siete semanas enfrenta a seis equipos representativos de seis uniones de rugby distintas.

Acá podríamos decir que son naciones y si lo son, son deportivas, ya que los que juegan son Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda, Francia e Italia. Los cuatro primeros son parte de Gran Bretaña, con la salvedad que los irlandeses representan a la totalidad de la isla de Eire (la República de Irlanda por un lado e Irlanda del Norte, bajo dominio británico, por otro), sin diferencias políticas o religiosas en un claro canto a la integración.

En este 2015, lo hecho por esos cuatro equipos tendrá especial preponderancia en el equipo de los British & Irish Lions que cada cuatro años se seleccionado de los mejores de las Islas Británicas para viajar en forma rotativa a Sudáfrica, Nueva Zelanda y, en el caso de este año, Australia.

Seis ciudades encantadoras son sedes del torneo; varias integran el Olimpo europeo. Londres, París y Roma no pueden quedar fuera en ningún tour por el Viejo Continente mientras que Edimburgo debería ser más reconocida por lo bonita que es, Dublín tiene una magia especial y Cardiff, no tan atractiva fuera del rugby, es una de las tantas mecas de este deporte ovalado.

Se dice que cuando Inglaterra juega de local, más allá del rival, su estadio de Twickenham, con capacidad para 82.000 espectadores podría venderse, completo, al menos una vez más. El Seis Naciones suele ser a estadios repletos – Italia ahora en un momento impresionante mudó su casa del humilde Stadio Flaminio (capacidad: 32.000) al gigantesco Olímpico, con 82.307 asientos. Pocas cuadras de diferencia pero un nuevo mundo en la ciudad de Rómulo y Remo. Ya se llenará.

Deportivamente, seguramente el Rugby Championship del que ahora participan Los Pumas ponga en cancha un rugby más moderno, más dinámico y hasta más creativo. Indudablemente, el clima invernal con que arranca el torneo europeo, lo pesadas de las canchas y un juego distinto al que se acostumbra jugar en el Hemisferio Sur marca diferencias en cuanto a estilos y formas.

Fueron tres muy buenos partidos con los que empezó el pasado fin de semana el torneo. Gales, ganador invicto (ese logro se llama “Grand Slam”) en el 2012, cayó de local por 22-30 frente a Irlanda que recuperó a un grande: Brian O’Driscoll, de 36 años, el único rugbier que en este 2013 jugó test-matches en el siglo pasado (debutó internacionalmente en 1999).

El segundo partido, con presencia argentina en el referí asistente Francisco Pastrana, mostró la superioridad de Inglaterra, de local, frente a Escocia. El 38 a 18 fue inapelable desde lo número y sobre todo desde el juego.

La gran sorpresa de la primera ronda – tal vez del torneo – fue la segunda victoria de Italia sobre el siempre difícil Francia, en Roma. Como hace dos años, los azzurri dieron el batacazo; como entonces, con presencia argentina en el apertura Luciano Orquera y el pilar Martín Castrogiovanni. Si bien nació y se educó en el país, el capitán Sergio Parisse es hijo de italianos, temporalmente en el país, y hoy su familia vive toda en Italia. Fue un ajustado 23-18, pero Italia fue mejor.

La historia del rugby se da cita anualmente en el Seis Naciones. Sigue siendo un torneo que cautiva al mundo entero.

Tags:  Seis Naciones  Inglaterra  Escocia  Irlanda  Gales  Francia  Italia  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500