viernes 24.11.2017

Buscar la impronta

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Por: Frankie Deges

El viejo lema “entrenador que debuta, gana” encajaba en aquel fútbol de hace varios años en que era un empleo con cierta seguridad. Hoy, la presión constante que cae sobre quienes conducen el deporte de pelota redonda es tal que los contratos no estar para ser cumplidos. Mas bien, se sabe que la continuidad laboral depende exclusivamente de los resultados.

No es así en el rugby y si bien Santiago Phelan no terminó su período de coach nacional por un mes (decisión personal, basada en temas internos del equipo), quien lo reemplazó fue confirmado de aquí al Mundial 2015. No funcionó el lema ya que el debut de Daniel Hourcade al frente del seleccionado nacional no fue con triunfo. El sábado Argentina jugó contra Inglaterra en Twickenham, el mítico estadio del rugby ubicado en las afueras de Londres.

El debut soñado quedó lejos y el arranque de la era Hourcade fue con derrota ante Inglaterra, hoy el tercer mejor equipo del mundo. Los Pumas sorprendieron – fueron dos actuaciones tan distintas en cada uno de los tiempos que fue una sorpresa la actuación tan disímil.

Todo empezó con la cantante argentina Josefina Achával - novia del lesionado wing Gonzalo Camacho – entonando el himno; su voz hacía suponer que el arranque sería positivo para el equipo capitaneado por primera vez por el tercera línea Juan Leguizamón. Fue lo mejor del primer tiempo en el que Inglaterra dominó a piacere el rugby físico.

Los ingleses, muy completos en todas las facetas, dominaron a los delanteros argentinos en el juego que más le gusta y conviene a Los Pumas. El primer try del local llegó por una formación que le suele venir bien al pack Puma: el maul.

Con forwards de gran tamaño y técnica, se le hizo difícil competir en el mano a mano salvo en el scrum donde nuevamente los de celeste y blanco fueron eficientes y el line-out que mejoró respecto de lo visto en el reciente Rugby Championship. No obstante esto, no fue bueno lo del primero pero seguramente la mano del entrenador hizo que el segundo tiempo fuera mejor.

La segunda etapa, de la mano de una mejor actitud y mayor entrega física, Los Pumas pudieron mostrar una cara más aceptable. Más allá de no haber tenido oportunidades claras de try – una corrida del apertura Nicolás Sánchez que terminó en penal en contra por obstrucción la única que calentó la sangre. Fueron 37 minutos en los que Inglaterra no pudo sumar puntos hasta el try del cierre que estiró el marcador de un 24 a 12 aceptable a un 31 a 12 con ribetes de triunfo amplio.

Quedan dos partidos de este 2013 que no trajo muchas alegrías en el seleccionado mayor y lo que se vio en el segundo tiempo debería ser un punto de inicio para el partido del sábado contra Gales y el cierre de la gira en Italia.

Mirando los principales partidos internacionales del fin de semana, bien podría decirse que el de Twickenham fue el más flojo. Esto es en parte el estilo Puma de los últimos años y el desafío de Hourcade, será buscar su impronta de ataque ahora que está al frente del mejor equipo argentino.
Tags:  Daniel Hourcade  Los Pumas  Inglaterra  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500