viernes 24.11.2017

Análisis Grupo A

Sábado 5 de Septiembre de 2015

La muerte acecha

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Stuart Lancaster, Head Coach de Inglaterra. De él depende lo que ocurra en la RWC con su equipo. (G. Kirk/AFP)
Por: Eugenio Astesiano
Todos sabemos: pasan sólo dos a Cuartos y este grupo tiene tres equipos (cuando no cuatro, si sumamos a Fiji a la contienda y bien lo merece) que van a disputarse esas dos plazas.
Inglaterra tiene toda la presión encima y lo saben. Stuart Lancaster no está para lujos y dilapidaciones ni de puntos, ni de juego, ni de nada. habrá un antes y un después para él y todo su Staff tras este Mundial, guste o no. Si le va bien, se quedará y si no, bueno... ya sabemos lo que ocurrirá.
No se ha caracterizado Lancaster ni su cuerpo técnico en aportarle al rugby el "alto vuelo" que uno supone un equipo con semejante potencial podría. Ni cerca de ello, el entrenador inglés echó mano a sus herremientas más rudimentarias aunque no menos eficientes (a veces, no siempre) de un juego rudo, áspero, bravo, ceñido a lo que pueda hacer su pack -de una combatividad manifiesta e increíble- y un medioscrum y un apertura que no son precisamente un dejos de virtudes a la hora de lanzar juego con voracidad, sino que son más bien cautos pero muy duchos en sus menesteres. Buen uso del pie, pases cortos, mandar a la carga a los centros y servir de pivotantes o segundos lanzadores y una defensa dura.
El rugby inglés no tiene lugar para jugadores capaces de ser potenciales "Harrys Potters". El asunto gira en torno a lo que los delanteros y la pareja de medios produzcan en una tarde de lucha sin fin. Los backs resignaron su virtuosismo a lo que pueda dar, en cuentagotas, el bueno de Mike Brown desde el fondo y la velocidad insaciable de Watson. Lo demás es ir de frente a romper por ahí, por el centro de la cancha. Parece un análisis simplón, pero no lo es.
Australia arriba con el espíritu en alza. A pesar de haber sido literalmente vapuleados por los All Blacks en el Eden Park por el segundo partido de la Bledisloe Cup, son los únicos y últimos en vencer a los de negro este año, cuando Sydney albergó el primer encuentro por la más que centenaria copa.
El equipo tiene tres jugadores que serán la clave australiana. De su activación o desactivación dependerán en buena parte y en gran medida las chances del seleccionado conducido por Micheal Cheika: David Pocock, Michael Hooper e Israel Folau. Los dos terceras líneas y el fullback son los brazos ejecutores del equipo y quienes pueden inclinar la balanza a su favor. Velocidad para el breakdown. Pesadillas para los rivales, ambos terceras -que no suelen jugar juntos (ambos son 7) ahora sí lo harán cuando Pocock juegue de 8 y causen pánico en los rivales. Con ellos enfrente, un error es fatal. E Israel Folau tomando cuanta pelota de aire le pateen (algo suicida) y con su estirpe de contraatacador nato y letal, Australia puede hacer muchísimo daño. Después debatiremos, durante la competencia, si deben jugar como pareja de medios los menoscabados pero habilidosos Reds -Will Genia y Quade Cooper- o los más conocidos, útiles y obedientes Waratahs Nick Phipps y Bernard Foley. Hemos tomado nota de Adam Ahsley Cooper y su más que centenaria producción Wallaby. Ese nunca falla y siempre rinde donde sea que lo pongan, pero no ha sido desde hace un tiempo la bala de plata del equipo. Es el Conrad Smith del otro lado del Mar de Tasmania. El que siempre cumple.
Gales... Gales es un equipo que , si tuviésemos que describirlo de forma automotirz, deberíamos decir que anda en tres cilindros o que hay una bujía cuya chispa a veces funciona y a veces, no.
¿Cuál es la imagen del equipo que entrena Warren Gatland hoy? La de un equiopo titubeante, irregular, con problemas en la conducción y en la toma de decisiones, que depende de un gran partido de algunas de sus figuras para funcionar -Alun Wyn Jones, Dan Lydiate, Justin Tipuric, Leigh Halfpenny, Ryhs Webb, Toby Faletau, Dan Biggar- cuando no Jamie Roberts. Si de este esforzado pelotón de combatientes alguna pieza no está en sincro, el rendimiento se ve afectado, cuando no severamente si es que ni Justin Tipuric y/o Sam Warburton, el capitán algo venido a menos en juego, logran poner el equipo adelante en alguna faceta sea defensiva u ofensiva. Si lo consiguen, la cosa tiene color. Caso contrario, la palidez del juego galés aparece en toda su dimensión, cede la iniciativa y se ve obligado a pasar a ser equipo espectador y no motor, alo que no le sienta bien. Y el problema, tal vez más sensible, es el recambio: no está Gales preparado para que los eventuales reemplazantes estén a la altura de los titulares. Se siente la diferencia y se resiente la estructura.
Fiji, el cuarto en discordia, puede, en un pase de magia, complicarle severamente la existencia a los tres equipos mencionados anteriormente. Suena presuntuoso teniendo en cuenta que no ha tenido grandes actuaciones previas, pero el buen juego desplegado en la Pacific Cup, el poder casi inagotable e indestructible del Crusader Nemani Nadolo (sea como 10 o 14) y de unos backs temibles, peligrosos, habilidosos y extremadamente dúctiles convierten a Fiji en una serpiente de cascabel... mientras los forwards no consigan la pelota y sean obligados a jugar retrocediendo, no pasará demasiado pero si consiguen la pelota o se largan a hacerlo tras una pelota recuperada, el cascabel comenzará a sonar y ahí si, el peligro acechará para cualquiera.
Por último: Uruguay y su orgullo charrúa. Nada más que eso para hacerle frente a equipos que buscarán anotarles la mayor cantidad de puntos posibles, parece bastante poco. El presagio para los celestes no es bueno. Ni un poco y en ningún sentido. Pobres jugadores, el calvario que soportarán... Más allá de la felicidad de clasificar al Mundial, el peligro físico que enfrentarán está latente. 
GRUPO A
AUSTRALIA:
Forwards: Stephen Moore, Tatafu Polota-Nau, Greg Holmes, Sekope Kepu, Scott Sio, James Slipper, Toby Smith, Kane Douglas, Dean Mumm, Rob Simmons, Will Skelton, Scott Fardy, Michael Hooper, Ben McCalman, Sean McMahon, Wycliff Palu, David Pocock.
Backs: Will Genia, Nick Phipps,  Quade Cooper, Bernard Foley, Kurtley Beale, Matt Giteau, Matt Toomua, Adam Ashley-Cooper, Israel Folau, Rob Horne, Drew Mitchell, Henry Speight, Joe Tomane, Tevita Kuridrani.
INGLATERRA:
Forwards: Joe Marler, Mako Vunipola, Kieran Brookes, Dan Cole, David Wilson, Tom Youngs, Rob Webber, Jamie George, Joe Launchbury, Courtney Lawes, George Kruis, Geoff Parling, Chris Robshaw (c), Tom Wood, James Haskell, Billy Vunipola, Ben Morgan.
Backs: Ben Youngs, Richard Wigglesworth, Danny Care, George Ford, Owen Farrell, Brad Barritt, Sam Burgess, Jonathan Joseph, Henry Slade, Jack Nowell, Anthony Watson, Jonny May, Mike Brown, Alex Goode.
FIJI:
Forwards: Lee Roy Atalifo, Isei Colati, Campese Ma’afu, Peni Ravai, Manasa Saulo, Sunia Koto, Tuapati Talemaitoga, Viliame Veikoso, Tevita Cavubati, Leone Nakarawa, Api Ratuniyarawa, Nemia Soqeta, Masi Matadigo, Akapusi Qera (capt), Malakai Ravulo, Netani Talei, Dom Waqaniburotu, Peceli Yato.
Backs: Nemia Kenatale, Nikola Matawalu, Henry Seniloli, Lepani Botia, Gabby Lovobalavu, Josh Matavesi, Ben Volavola, Vereniki Goneva, Kini Murimurivalu, Nemani Nadolo, Waisea Nayacalevu, Metuisela Talebula, Asaeli Tikoirotuma.
URUGUAY:
Forwards:  Alejo Corral, Carlos Arboleya, Oscar Duran, Mateo Sanguinetti, Mario Sagario, Nicolas Klappenbach, German Kessler, Mathias Palomeque, Santiago Vilaseca, Franco Lamanna, Jorge Zerbino, Agustin Alonso, Fernando Bascou, Matias Beer, Juan Manuel Gaminara, Alejandro Nieto, Juan de Freitas, Diego Magno.
Backs: Agustin Ormaechea, Alejo Duran, Felipe Berchesi, Manuel Blengio, Andres Vilaseca, Joaquin Prada, Alberto Roman, Francisco Bulanti, Santiago Gibernau, Leandro Leivas, Rodrigo Silva, Gaston Mieres and Jeronimo Etcheverry.
GALES: 
Forwards: Tomas Francis, Paul James, Aaron Jarvis, Gethin Jenkins, Samson Lee, Scott Baldwin, Ken Owens, Jake Ball, Luke Charteris, Bradley Davies, Dominic Day, Alun Wyn Jones, Taulupe Faletau, James King, Dan Lydiate, Justin Tipuric, Sam Warburton (c).
Backs: Gareth Davies, Rhys Webb, Lloyd Williams, Dan Biggar, Rhys Priestland, Cory Allen, Jamie Roberts, Scott Williams, Hallam Amos, Alex Cuthbert, Leigh Halfpenny, Matthew Morgan, George North, Liam Williams.

Todos sabemos: pasan sólo dos a Cuartos y este grupo tiene tres equipos (cuando no cuatro, si sumamos a Fiji a la contienda y bien lo merece) que van a disputarse esas dos plazas.

Inglaterra tiene toda la presión encima y lo saben. Stuart Lancaster no está para lujos y dilapidaciones ni de puntos, ni de juego, ni de nada. habrá un antes y un después para él y todo su Staff tras este Mundial, guste o no. Si le va bien, se quedará y si no, bueno... ya sabemos lo que ocurrirá.

No se ha caracterizado Lancaster ni su cuerpo técnico en aportarle al rugby el "alto vuelo" que uno supone un equipo con semejante potencial podría. Ni cerca de ello, el entrenador inglés echó mano a sus herremientas más rudimentarias aunque no menos eficientes (a veces, no siempre) de un juego rudo, áspero, bravo, ceñido a lo que pueda hacer su pack -de una combatividad manifiesta e increíble- y un medioscrum y un apertura que no son precisamente un dejos de virtudes a la hora de lanzar juego con voracidad, sino que son más bien cautos pero muy duchos en sus menesteres. Buen uso del pie, pases cortos, mandar a la carga a los centros y servir de pivotantes o segundos lanzadores y una defensa dura.

El rugby inglés no tiene lugar para jugadores capaces de ser potenciales "Harrys Potters". El asunto gira en torno a lo que los delanteros y la pareja de medios produzcan en una tarde de lucha sin fin. Los backs resignaron su virtuosismo a lo que pueda dar, en cuentagotas, el bueno de Mike Brown desde el fondo y la velocidad insaciable de Watson. Lo demás es ir de frente a romper por ahí, por el centro de la cancha. Parece un análisis simplón, pero no lo es.

Australia arriba con el espíritu en alza. A pesar de haber sido literalmente vapuleados por los All Blacks en el Eden Park por el segundo partido de la Bledisloe Cup, son los únicos y últimos en vencer a los de negro este año, cuando Sydney albergó el primer encuentro por la más que centenaria copa.

El equipo tiene tres jugadores que serán la clave australiana. De su activación o desactivación dependerán en buena parte y en gran medida las chances del seleccionado conducido por Michael Cheika: David Pocock, Michael Hooper e Israel Folau.

Los dos terceras líneas y el fullback son los brazos ejecutores del equipo y quienes pueden inclinar la balanza a su favor. Velocidad para el breakdown. Pesadillas para los rivales, ambos terceras -que no suelen jugar juntos (ambos son 7) ahora sí lo harán cuando Pocock juegue de 8 y causen pánico en los rivales. Con ellos enfrente, un error es fatal. E Israel Folau tomando cuanta pelota de aire le pateen (algo suicida) y con su estirpe de contraatacador nato y letal, Australia puede hacer muchísimo daño.

Después debatiremos, durante la competencia, si deben jugar como pareja de medios los menoscabados pero habilidosos Reds -Will Genia y Quade Cooper- o los más conocidos, útiles y obedientes Waratahs Nick Phipps y Bernard Foley. Hemos tomado nota de Adam Ahsley Cooper y su más que centenaria producción Wallaby. Ese nunca falla y siempre rinde donde sea que lo pongan, pero no ha sido desde hace un tiempo la bala de plata del equipo. Es el Conrad Smith del otro lado del Mar de Tasmania. El que siempre cumple.

Gales... Gales es un equipo que , si tuviésemos que describirlo de forma automotirz, deberíamos decir que anda en tres cilindros o que hay una bujía cuya chispa a veces funciona y a veces, no.

¿Cuál es la imagen del equipo que entrena Warren Gatland hoy? La de un equipo titubeante, irregular, con problemas en la conducción y en la toma de decisiones, que depende de un gran partido de algunas de sus figuras para funcionar -Alun Wyn Jones, Dan Lydiate, Justin Tipuric, Leigh Halfpenny, Ryhs Webb, Toby Faletau, Dan Biggar- cuando no Jamie Roberts. Si de este esforzado pelotón de combatientes alguna pieza no está en sincro, el rendimiento se ve afectado, cuando no severamente si es que ni Justin Tipuric y/o Sam Warburton, el capitán algo venido a menos en juego, logran poner el equipo adelante en alguna faceta sea defensiva u ofensiva.

Si lo consiguen, la cosa tiene color. Caso contrario, la palidez del juego galés aparece en toda su dimensión, cede la iniciativa y se ve obligado a pasar a ser equipo espectador y no motor, alo que no le sienta bien. Y el problema, tal vez más sensible, es el recambio: no está Gales preparado para que los eventuales reemplazantes estén a la altura de los titulares. Se siente la diferencia y se resiente la estructura.

Fiji, el cuarto en discordia, puede, en un pase de magia, complicarle severamente la existencia a los tres equipos mencionados anteriormente. Suena presuntuoso teniendo en cuenta que no ha tenido grandes actuaciones previas, pero el buen juego desplegado en la Pacific Cup, el poder casi inagotable e indestructible del Crusader Nemani Nadolo (sea como 10 o 14) y de unos backs temibles, peligrosos, habilidosos y extremadamente dúctiles convierten a Fiji en una serpiente de cascabel... mientras los forwards no consigan la pelota y sean obligados a jugar retrocediendo, no pasará demasiado pero si consiguen la pelota o se largan a hacerlo tras una pelota recuperada, el cascabel comenzará a sonar y ahí si, el peligro acechará para cualquiera.

Por último: Uruguay y su orgullo charrúa. Nada más que eso para hacerle frente a equipos que buscarán anotarles la mayor cantidad de puntos posibles, parece bastante poco. El presagio para los celestes no es bueno. Ni un poco y en ningún sentido. Pobres jugadores, el calvario que soportarán... Más allá de la felicidad de clasificar al Mundial, el peligro físico que enfrentarán está latente.

GRUPO A

AUSTRALIA:

Forwards: Stephen Moore, Tatafu Polota-Nau, Greg Holmes, Sekope Kepu, Scott Sio, James Slipper, Toby Smith, Kane Douglas, Dean Mumm, Rob Simmons, Will Skelton, Scott Fardy, Michael Hooper, Ben McCalman, Sean McMahon, Wycliff Palu, David Pocock.

Backs: Will Genia, Nick Phipps,  Quade Cooper, Bernard Foley, Kurtley Beale, Matt Giteau, Matt Toomua, Adam Ashley-Cooper, Israel Folau, Rob Horne, Drew Mitchell, Henry Speight, Joe Tomane, Tevita Kuridrani.

INGLATERRA:

Forwards: Joe Marler, Mako Vunipola, Kieran Brookes, Dan Cole, David Wilson, Tom Youngs, Rob Webber, Jamie George, Joe Launchbury, Courtney Lawes, George Kruis, Geoff Parling, Chris Robshaw (c), Tom Wood, James Haskell, Billy Vunipola, Ben Morgan.

Backs: Ben Youngs, Richard Wigglesworth, Danny Care, George Ford, Owen Farrell, Brad Barritt, Sam Burgess, Jonathan Joseph, Henry Slade, Jack Nowell, Anthony Watson, Jonny May, Mike Brown, Alex Goode.

FIJI:

Forwards: Lee Roy Atalifo, Isei Colati, Campese Ma’afu, Peni Ravai, Manasa Saulo, Sunia Koto, Tuapati Talemaitoga, Viliame Veikoso, Tevita Cavubati, Leone Nakarawa, Api Ratuniyarawa, Nemia Soqeta, Masi Matadigo, Akapusi Qera (capt), Malakai Ravulo, Netani Talei, Dom Waqaniburotu, Peceli Yato.

Backs: Nemia Kenatale, Nikola Matawalu, Henry Seniloli, Lepani Botia, Gabby Lovobalavu, Josh Matavesi, Ben Volavola, Vereniki Goneva, Kini Murimurivalu, Nemani Nadolo, Waisea Nayacalevu, Metuisela Talebula, Asaeli Tikoirotuma.

URUGUAY:

Forwards:  Alejo Corral, Carlos Arboleya, Oscar Duran, Mateo Sanguinetti, Mario Sagario, Nicolas Klappenbach, German Kessler, Mathias Palomeque, Santiago Vilaseca, Franco Lamanna, Jorge Zerbino, Agustin Alonso, Fernando Bascou, Matias Beer, Juan Manuel Gaminara, Alejandro Nieto, Juan de Freitas, Diego Magno.

Backs: Agustin Ormaechea, Alejo Duran, Felipe Berchesi, Manuel Blengio, Andres Vilaseca, Joaquin Prada, Alberto Roman, Francisco Bulanti, Santiago Gibernau, Leandro Leivas, Rodrigo Silva, Gaston Mieres and Jeronimo Etcheverry.

GALES:

Forwards: Tomas Francis, Paul James, Aaron Jarvis, Gethin Jenkins, Samson Lee, Scott Baldwin, Ken Owens, Jake Ball, Luke Charteris, Bradley Davies, Dominic Day, Alun Wyn Jones, Taulupe Faletau, James King, Dan Lydiate, Justin Tipuric, Sam Warburton (c).

Backs: Gareth Davies, Rhys Webb, Lloyd Williams, Dan Biggar, Rhys Priestland, Cory Allen, Jamie Roberts, Scott Williams, Hallam Amos, Alex Cuthbert, Leigh Halfpenny, Matthew Morgan, George North, Liam Williams.

Tags:  RWC 2015  Inglaterra  Gales  Australia  Fiji  Uruguay  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500