sábado 25.11.2017

RWC 2015

Sábado 26 de Septiembre de 2015

In your face

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Dan Biggar, el héroe (uno más) de Gales en el partido ante Inglaterra (foto AFP).
Por: Eugenio Astesiano
La mística, esa compañera tan presente cuando hace falta en los clásicos. La garra, esa que aflora cuando el juego y las desventuras son moneda corriente y el pánico, que se apodera de los que tienen en sus manos las decisiones y no sólo no aciertan, sino que las justifican para no admitir el error... todo eso, en apenas nueve minutos.

La enorme victoria de Gales ante Inglaterra será el centro de atención de este mundial desplazando a la de Japón ante los Springboks. De eso no hay duda. Porque ha sido batacazo y la otra, triunfazo. Y en Twickenham.

Cuando un equipo que viene de mal en peor con los lesionados, que en un mismo partido pierde 3 en apenas 10 minutos y todos con lesiones serias, cuando debe remontar una diferencia de doce puntos en ya bien adentrado el segundo tiempo, cuando todo indica que Inglaterra va a dar el golpe de gracia... ahí, ese equipo se levanta y a puro fervor, inteligencia y cojones se lleva un partido que quiere llevarse y que merece llevarse.

Gales arriesgó todo lo que tenía. Jugó los últimos minutos como si se le fuera la vida misma en cada pelota y a pesar d ehacer sido sometido en el scrum, de no haber consolidado el line, de haber sido desfavorecido con los permanente offsides de la marca inglesa, de no poder hacerse fuerte en ninguna faceta, Gales se fue hacia adelante jugando esa sola pelota, la que definía, con suma inteligencia y el try llegó en el momento justo, para empatar a falta de diez minutos. Gatland, que esperaba los cambios, no tuvo más remedio y debió hacerlos obligados por las circunstancias.

¿Qué hizo Lancaster? Hizo un desastre. Sacó a su jugador más influyente (Ben Youngs, que manejaba el partido hasta ahí) y metió a Wigglesworth y desde ahí, se desmoronó Inglaterra. Sin creación, sin ideas, solo patear arriba y buscar el error galés que prácticamente fue cero en esa última parte.

Enorme Toby Faletau yendo para adelante en ataque y en defensa. Gigantesco lo de Dan Biggar y su frialdad para anotar 23 de los 28 puntos de su equipo y de todo el equipo que, aún sabiéndose nada favoritos, se sobrepusieron a ello y cambiaron favoritismos por hechos concretos. Como debe hacerse.

Ganó Gales en campo ajeno. Será recordado como el día que el Dragón le prendió fuego la casa a San Jorge.
Tags:  Inglaterra  Courtney Lawes  RWC 2015  Stuart Lancaster  Gales  Dan Biggar  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500