viernes 24.11.2017

Ventana de noviembre

Sábado 12 de Noviembre de 2016

La Infanteria inglesa

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Farrell, Ford y Yarde. Todos backs, pero los grandes beneficiarions del trabajo descomunal de los delanteros ingleses en Twickanham (foto AFP)
Por: Eugenio Astesiano

Demasiado poderoso resultó Inglaterra desde lo físico sobre los Springboks. Se impuso 37 a 21 en un partido que lo tuvo como clarísimo dominador desde el aspecto físico primero, mental después y por último y fundamental, desde lo rugbístico. No hubo manera de que los sudafricanos pudieran siquiera dar un atisbo de recuperación. Equipo en caída libre.

Allister Coetzee sabe que está en una encrucijada muy dura: seguir por este camino de espinas o sucumbir a la presión para terminar yéndose, que es lo que desean muchos en Sudáfrica, una unión que está sumida en una convulsión política que traslada todos los problemas al seleccionado, que no consigue encontrar la manera de jugar y de salir airoso del campo de juego, porque hay maneras y maneras de perder y las que tuvo Sudáfrica ante Inglaterra fue indigna de un equipo con semejante historia.

No se puede jugar sin conducción y en ese sentido, que Rudy Paige sea el medioscrum de los Boks habla a las claras de lo perdido en el laberinto que esta Coetzee.

Inglaterra, con Ben Youngs en un nivel superlativo -como para evidenciar las diferencias con el otro 9- manejó a un pack indomable en defensa, durísimo en el contacto y muy superior en todas las facetas del juego.

Va a ser este equipo inglés, en alza e invicto desde el arribo de Eddie Jones como Head Coach, un escollo terrible para Los Pumas dentro de quince días.

Tags:  Inglaterra  Sudáfrica  Twickenham  Eddie Jones  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500