sábado 25.11.2017

Opinión

Lunes 5 de Diciembre de 2016

Eddie, Eddie... esperemos al 6N

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Eddie Jones, Head Coach de Inglaterra, no tiene que sonreir tan rápido (Foto AFP)
Por: Eugenio Astesiano

Eddie Jones se ufana de no haber llegado ni cerca a la perfección con su equipo inglés a pesar de las 13 victorias consecutivas en este 2016. Después del fracaso estrepitoso del Mundial 2015, casi cualquier cosa le iba a caer bien a Inglaterra que, sin proponer demasiado juego, se las arregló para, basado en lo bueno que su equipo puede ofrecer en términos defensivos y algunos ajustes tácticos (posicionales) con casi la misma plantilla de jugadores que Stuart Lancaster cayó en desgracia, Jones convirtió un equipo derrumbado en uno con mucho amor propio, pero que en términos estrictamente de juego, no genera nada como tampoco lo hacia el de Lancaster. ¿Qué hizo Jones, además de insuflarle confianza a un equipo abatido? Sacó a Barritt como 12 y lo puso a Farrell en esa posición, dándole la 10 a George Ford. Le cambió la posición a Robshaw: lo puso de 6 en lugar de 7 y le dio esa responsabilidad a Tom Wood, que era el 6. Puso a Mako Vunipola de 1 de arranque y lo dejó a Marler para los últimos 15 o 20'. También dejó a Tom May, a Jonathan Joseph y Mike Brown en sus respectivas posiciones y fue variando al otro wing. Yarde, Daly, Rokoduguni...

Insistimos que juega su juego y lo hace con una obstinación a prueba de balas. Le ha dado resultados en lo deportivo por la racha consecutiva de victorias, como si eso fuera la panacea o al menos, así lo han planteado lo que se convencieron que ese modelo es el camino a seguir, pero resulta casi ridículo comparar rachas por rachas en si mismas. Pero aún si quisiésemos hacerlo, la de los All Blacks es bastante mejor en todos los aspectos.

En calidad a la hora de generación de juego, no hay ni un punto de comparación. En serio, ni se molesten en pensarlo siquiera.

En defensa, la de los All Blacks es tanto o mejor que la de Inglaterra. Que comete cantidad de infracciones, de las cuáles sólo les penalizan una fracción de todas ellas (como a los de negro)... en eso, muy parecidos.

En cuanto generación de expectativas a futuro, de pensar en 2019 y más allá: recordemos el recambio generacional (y de figuras centenarias) del equipo de negro y el ingreso de los nuevos (Ardie Savea, Moody, Scott Barrett, Tuungafasi, Liam Squire, Dixon, Fekitoa, Rieko Ioane y siguen las firmas). En Inglaterra, por ahora, nada de eso.

El invicto de los All Blacks, también cuenta contra qué rivales y en qué circunstancias se sustanció, con el Mundial como contexto. La goleada a Francia, la final ganada con un aplomo total... la goleada histórica a Sudáfrica en Durban...

Y en definitiva... hasta podríamos decir "cuestión de gustos". Cada equipo elige cómo jugar de acuerdo a lo que tiene. Nueva Zelanda siempre parece tener planes alternativos de contingencia, a los que recurre con asiduidad. Inglaterra no parece tenerlos o no los ha mostrado. Es monofásico. Una sola propuesta que por ahora, le sale bien. Habrá que ver qué pasará cuando esta racha se corte, si hay algo más en el carretel para ofrecer.

¿Qué hace ahora que no hizo en 2015 con los mismos ejecutantes? No errar tackles y tener una primera línea de defensa sólida, que se reposiciona muy rápido y que complica magistralmente el 8-9-10-12 del rival. Acelera o flota de acuerdo a las circunstancias y cada ocasión de anotar que tiene, genera o merodea, aprovecha.

Inglaterra ha salido de la oscuridad y ahora le muestra los dientes al mundo, desafiante. Habrá que ver si el filo de los dientes se mantienen en el Seis Naciones con el punto bonus ofensivo, o esos filosos dientes no son al final dientes de leche y se caen pronto.

Tags:  Eddie Jones  Inglaterra  Australia  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500