jueves 24.04.2014

TIEMPO DE BALANCE

Jueves 15 de Diciembre de 2011

Para San Luis fue un año para el recuerdo

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
San Luis fue la revelación en el torneo de la URBA.
Por: Sebastián Maidana
Los protagonistas. San Luis vivió una temporada sublime, llegando a instancias decisivas en el apasionante certamen de la URBA. Como en todo inicio de año los clubes renuevan sus ilusiones y planean los objetivos para la temporada que está por comenzar y en el caso de San Luis se sumó que coincidía con su aniversario número 50.  

Por eso, desde enero comenzaron a celebrar esas cinco décadas de existencia sin imaginar lo que haría el equipo en los siguientes meses. Ya que no había ningún indicio de la sublime campaña que iban a conseguir los maristas.

Fue un 2011 revolucionario para el equipo platense desde lo institucional hasta lo deportivo. Y en esto último sobresalió a tal punto que lentamente se fue convirtiendo en uno de los animadores del torneo. Aunque previo a realizar ese trayecto tan exitoso en el torneo, San Luis tuvo un punto de partida que, tal vez, fue el factor que desencadenó ese histórico cuarto puesto en el Top 14: la gira por el Viejo Continente.

Fueron tres semanas donde la comitiva marista, compuesta por 127 personas entre jugadores y dirigentes, visitó distintos ciudades europeas como Londres, Cardiff, Edimburgo, París y Madrid, en las cuales disputaron encuentros amistosos y hasta se dieron el gusto de presenciar un entrenamiento de Saracens y un posterior almuerzo con el plantel gracias a la gestión de Carlos Nieto. Si bien en ese momento esas vivencias eran una especie de sueño cumplido para el grupo inconcientemente les fue sirviendo para apuntalar una mentalidad ganadora y forjar una identidad inquebrantable.

La vuelta de Europa fue todo un suceso en el club del barrio La Cumbre ya que a poco menos de un mes comenzaba el torneo de la URBA, en el cual le tocó integrar la Zona B de la etapa clasificatoria junto a La Plata y Los Tilos. Sí, los tres clubes más importantes de la ciudad de las diagonales compartieron la fase inicial. En lo que respecta al conjunto azul y rojo, perdió con el Canario (25-1) y le ganó de manera apretada a los de barrio Obrero (20-18).

El déficit más pronunciado que empañó la clasificación al Top 14 (lo hizo una fecha antes del cierre de la primera fase) fue su actuación ante los grandes de la categoría ya que ante CASI, Hindú, La Plata y Atlético del Rosario cosechó sólo derrotas. Lo positivo fue que consiguió el resultado más abultado luego de vencer a Liceo Militar por 81 a

13. De todas formas, el primer tramo del torneo fue bueno en cuanto a números y en lo colectivo pues San Luis disputó el campeonato sin Agustín Creevy, su as de espadas. De todas formas el puesto de hooker fue cubierto de manera excelsa por Pedro Fantini.

Ya en la segunda etapa del torneo, San Luis comenzó a gestar una de las mejores campañas de su historia gracias al corazón del equipo, al liderazgo de sus referentes como Agustín Notti, Carlos Cosoli y Sebastián Crispo (trymen marista con 12 conquistas), la efectividad de Juan Campodónico (fue uno de los goleadores de la temporada con 229 tantos), la fortaleza de Luciano Leibson (también aportó varios tries) y la frescura de los más jóvenes como Renzo Barbier que hizo estragos cada vez que se mandaba por el centro de la cancha. Cada uno, desde su lugar, contribuyó al memorable año del conjunto azulgrana. Por eso, más allá de que se lo haya destacado como una de las revelaciones, San Luis, con virtudes y defectos, fue el equipo más regular del Grupo I.

La evolución platense radica desde el nivel que alcanzaron sus protagonistas, de la unión que consiguió el trío de entrenadores conformado por Guillermo Regge, un histórico como José Altube y Federico Condorelli, y también al orden institucional. Claro, parece ser que el 50º aniversario encolumnó a todos detrás de un mismo objetivo.

Es cierto que el SIC fue el campeón y retuvo el título conseguido en 2010 pero no siempre quien levanta la copa resulta ser por carácter transitivo el mejor de todos. A veces, hay excepciones como San Luis que pese a no haberse quedado con el título hizo méritos suficientes como para ser acreedor a ese honor.

La unión del equipo y el compromiso, esas fueron las palabras más repetidas por los jugadores en el transcurso del Top 14 y según ellos lo que los catapultó al lugar de privilegio. Sin embargo, no se puede dejar de hacer hincapié en que el Marista tuvo la mente fría y el corazón caliente tanto en los playoffs como en la semifinal, sin ninguna duda los dos partidos más importantes del 2011. En los cuartos, no se amedrentó ante el siempre candidato y experimentado Hindú y sin vacilar le ganó por la mínima diferencia (21-20). Allí el sorprendente San Luis había dado una muestra de personalidad que dejó atónito a propios y extraños. Dejó en el camino aun grande de la URBA y se metió en una semi tras de 11 años. Después vino el siguiente paso y en otra muestra de coraje, tesón y agallas a punto estuvo de doblegar al SIC, si bien perdió (20-18) le puso el broche a una campaña tremenda.

De esta manera, la ciudad de las diagonales continuó aportando su cuota en la definición. Esta vez provino desde La Cumbre, el barrio de San Luis, con un equipo hacedor de una gesta de ensueño.

 

Tags:  URBA  San Luis  Top 14  José Altube  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir


Grupo ámbito ámbito financiero ambito.com Docsalud El Tribuno Premium ávp El Ciudadano Buenos Aires Herald Management
Copyright © 2011 Ambito.com - Issn 1852 9232 - Todos los derechos reservados. - (Términos y condiciones de uso) -