martes 16.09.2014

Rosario-Córdoba: la hora de la verdad

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Rosario y Córdoba definen el campeón del Torneo Argentino.
Por: Martín Quetglas

Basta de palabras. Llegó la hora de la verdad. El domingo a las 16.40 Rosario y Córdoba, disputarán una nueva final del Torneo Argentino. Los de la docta jugarán su final número once en esta competencia, con seis títulos en su haber. Los rosarinos, por su parte, llegaron a esta instancia en dieciocho oportunidades, logrando un sólo título en su historia.

¿Las estadísticas son un fiel reflejo de lo que puede hacer un equipo en la cancha o son sólo números que sirven para escribir la historia?

El Ñandú venció a Los Dogos el sábado y así consiguió el pasaje a la final y la chance de ser local. El domingo, la definición. Córdoba si bien ha llegado a la gran final en 10 ocasiones contra 18 del rival del próximo fin de semana, ha logrado seis títulos sumando los de la década del noventa y el 2000.

Los Dogos vienen de ganar el título en 2011 frente a Buenos Aires (18 a 16) y acumulan un total de seis copas en su haber desde 1945, año en que se disputó la primera final del Campeonato Argentino. Los de la docta jugaron su primera final en 1963 frente al seleccionado de Buenos Aires con un resultado adverso de 9 a 3.

Siete años más tarde, en 1970, los cordobeses tuvieron el honor de volver a jugar por la corona ante el mismo rival, Buenos Aires, con un score en contra de 38 a 0. En 1980 el conjunto de camiseta roja otra vez dijo presente en la lucha por el título. Esta vez nuevamente fue ante el XV porteño con un categórico 56 a 3 en contra.

Mientras el rugby de la URBA seguía escribiendo las páginas dora-das del rugby de Argentina los cordobeses no paraban de trabajar pensando en una revancha. En 1987 otra vez estaría presente en un partido por el primer puesto. Esta vez fue ante otra gran potencia llamada Tucumán.

El 32 a 3 para los de camiseta naranja fue otro golpe bajo para toda aspiración cordobesa, pero como dice el refrán: Lo que no mata, fortalece. Por eso es que todos estos resultados adversos no fueron más que un gran envión para todo el rugby de la docta. A partir de un gran corazón y mucha entrega,

Los Dogos en 1992 se volverían a cruzar en una final de esta competencia ante uno de sus grandes karmas, Tucumán. ¿Quién sería el ganador? Los Naranjas, tras un resultado de 16 a 11. Setecientos treinta días más tarde los cordobeses disputarían una final pero esta vez no era ante los del Jardín de la República sino otra vez frente a Buenos Aires.

Los porteños, acostumbrados a levantar la copa, en las páginas doradas del rugby nacional después de vencer en la final a Buenos Aires con un ajustado 18 a 16 en Belgrano Athletic.

Sin dudas que todas estas estadísticas no dejan de ratificar el buen momento del rugby cordobés. Un seleccionado que conoce y mucho lo que significa jugar un partido definitorio. Para seguir ratificando este buen momento y su pase anticipado a la gran final 2012 dos semanas antes que su rival, tendrá que retomar la senda de la concentración, el amor propio y la personalidad, características de este equipo hasta ahora las cuales el último sábado dijeron ausente.

Si no lo hace, seguramente los fantasmas del sábado pasado volverán a pisar la cancha del Jockey Club permitiéndole al Ñandú sacarse de una vez por todas, una mochila más que pesada, la cual lleva en su espalda desde el año 1965.

Por su parte, Rosario tiene a su favor que sabe cómo jugar estas finales y lo más importante, sabe cómo ganarlas. Así como lo fue en la primera fecha, cuando le ganó con lo justo a Mar del Plata, y ya con mejor juego luego a Buenos Aires, Cuyo y Tucumán, este equipo rosarino juega los partidos como si fuesen finales, y las gana.

Esto es algo fundamental en las aspiraciones de un equipo que sueña con el título. Lo mismo ocurre con la localía, donde a diferencia de otros años, Rosario no perdió jugando en su ciudad, justo donde se definirá el torneo.

Lo que le juega en contra es el antecedente de las finales. Sabido es que Rosario sólo ganó el certamen en 1965. Aunque el dato el dato negativo se acrecienta en las finales, donde lleva quince perdidas en las 67 ediciones pasadas del torneo.

Para el próximo partido, Rosario tendrá la única baja de Jerónimo De la Fuente, quien fue convocado para los Pumas 7 en las últimas etapas del Circuito Mundial en Escocia e Inglaterra. Su remplazante para hacer pareja de centros con Nicolás De Battista no saldrá de los experimentados Maximiliano Nannini y Alejo Fradua, quienes se perdieron los últimos partidos por lesiones.

Tags:  Torneo Argentino  Rosario  Salta  Córdoba  Buenos Aires  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Grupo ámbito ámbito financiero ambito.com Docsalud El Tribuno Premium ávp El Ciudadano Buenos Aires Herald Management
Copyright © 2011 Ambito.com - Issn 1852 9232 - Todos los derechos reservados. - (Términos y condiciones de uso) -