viernes 24.11.2017

Por Frankie Deges.-

Martes 26 de Junio de 2012

Para no tropezar con la misma piedra

  • Votar No interesante Poco interesante Interesante Muy interesante Indispensable
Los Pumas deben aprender de sus errores.
Por: Frankie Deges

Hace una semana, desde este mismo espacio, intentamos sostener la importancia de ganar a nivel internacional por encima de jugar bien. Los Pumas no habían jugado bien al ganarle a Francia en el primero de dos internacionales. Valía el festejo por el triunfo 23 a 20 y se aceptaba lo poco agradable al paladar del amante de rugby lo producido por Los Pumas.

Una semana mas tarde se conjugaron dos negativos que lejos estuvieron de mostrar un positivo. Un 49 a 10 inapelable y que hasta podría haber sido mayor (un milimétrico pase forward en un try no convalidado, un drop que pareció ser hubieran elevado sin injusticia el marcador) fue el resultado de un equipo que salió a matar y otro que no estuvo a la altura de las circunstancias.

¿Qué pasó de una semana a la otra? La lectura lineal es que Francia se despertó y Argentina pareció dormida, sin recuperación, sin empuje y sin rumbo; un equipo visitante con la imposibilidad de regresar a su país sin una actuación digna de su historia y unos Pumas tibios, que no le encontraron nunca la vuelta al partido.

Santiago Phelan hizo cambios a su formación inicial en la búsqueda de las mejores individualidades para sus planes futuros. Esto hizo que se resintieran las estructuras y en vez de capitalizar dos triunfos seguidos, el equipo pareció estar lejos de sus capacidades, anodino y cansino en muchas de las cosas que hizo.

El scrum fue tan flojo como preocupante fue confirmar que ya no es la fuerza que alguna vez fue. Por un lado no tiene en el juego la influencia que supo tener, hoy la situación de tackle y los reagrupamientos son muchísimo mas importantes que el rugby por la simple razón que son muchísimas mas las veces que hay que saber jugar el tackle que el scrum. Allí surgieron muchos penales contra Argentina. Aún así, ser empujados en las pelotas propias y ajenas es una afrenta; mucho mas recibir un try-penal por esa formación.

Faltó contundencia en la defensa y capacidad de recuperarse posicionalmente al perder el combate cuerpo y cuerpo y la batalla territorial. No fue un buen día para estos Pumas.

A favor queda que los jóvenes jugadores que sufrieron una paliza – no hay apelativos que mejor describan los nueve tries en contra – saben lo que falta para estar al mas alto nivel. Y Phelan con su grupo de trabajo habrá tomado nota de quienes pueden manejarse en el alto nivel y quienes no.

En ese sentido, el tercera línea Tomás De la Vega volvió a jugar bien mientras que Manuel Montero – héroe una semana antes – deberá volver al rugby doméstico para ajustar su juego; de quedar en el plantel del Rugby Championship servirá foguearlo y usarlo pocos minutos por partido para que se amolde al rugby que jugarán Los Pumas entre agosto y octubre.

El domingo comenzará la segunda etapa del seleccionado cuando viajen a Pensacola a prepararse físicamente. Allí irán los mejores 30 jugadores – 25 que ya están descansando con miras a empezar esa preparación.

El 49 a 10 fue contundente. Sirve para no pisar nuevamente la misma piedra. Ahora viene el Rugby Championship.

Tags:  Los Pumas  Francia  Rugby  
  • Agrandar texto Achicar texto
  • mail
  • Imprimir





Copyright © 2016 ALRUGBY - Todos los derechos reservados.

Comercial:
Tel: 4349-1500